Anathema y The Optimist, su última promesa.

Anathema y The Optimist, su última promesa.

GUADALAJARA JAL. | 04 AGOSTO  2017 | EDICIÓN : IVÁN RAMOS | FOTOGRAFÍA : ZAFIRO GARCIA


  1. Untouchable 1
  2. Untouchable 2
  3. Leaving it behind
  4. Endless ways
  5. The optimist
  6. Thin air
  7. Dreaming light
  8. Ghosts
  9. Can't let go
  10. Storm
  11. Beginning and the end
  12. Universal
  13. Closer
  14. Springfield
  15. Natural disaster
  16. Distant satellites
  17. Deep
  18. Lost control
  19. Destiny
  20. Hope
  21. Fragile dream

Anathema cuenta con más de 25 años de carrera empezando dentro del depresivo mundo del Doom metal y sufriendo una metamorfosis progresiva hasta llegar a un sonido que lo resume su último disco The Optimist, el cual viene promocionando.

The Optimist suena melancólico, fresco y sobre todo muy alternativo. Con apoyo de sintetizadores, secuencias, percusión eléctrica, coros femeninos de fondo, solos espaciados , melodías suaves de piano y batería relajada hacen referencia al imperial estilo de rock británico de bandas como Pink Floyd, Beatles, o Radiohead.

20 : 30 horas y la mayor parte de la audencia ya esta pacientemente esperando frente al escenario mientras The man who sold the world suena en los altavoces. Una sorpresa grata es ver que más de la mitad de los presentes rondan los 40 años en promedio y no es para menos si consideramos que es la primera vez que Anathema se presenta en Guadalajara, un evento imperdible para cualquier fan tapatío que ha seguido a la banda por años.

El concierto comienza 21 : 00 horas en punto con las primeras 2 rolas consecutivamente. Imágenes cautivadoras de paisajes naturales proyectadas en la pantalla gigante ambientan la noche. Desde estos momentos se siente una conexión especial entre el público y la banda.

Después de un pequeño problema técnico en el cual Vincent Cavanagh aprovecha para agradecer la presencia del público, entonces comienza Leaving It Behind , un autentico himno al rock alternativo inglés con secuencias en el intro y una batería bastante amena.

Para la ejecución de Storm y hasta el final de la presentación , el baterista pasa a ejecutar el teclado, y el percusionista de apoyo toma el mando de la batería principal.

En esta presentación pudimos apreciar la gran voz que posee Lee Douglas que le da gran apoyo a la voz principal de Vincent, sin duda un dueto de melodías bastante interesante con tintes melancólicos en muchas ocasiones.

Rolas como Beginning of the end , Closer y Springfield fueron de las más coreadas y aplaudidas por el público. Voces que narran historias desesperadas y agónicas de una existencia cuestionable; baterías viniendo de menos a mas intensidad y solos espaciados con altos grados de delay y chorus (típicos de progresivo británico) y finalmente la calma con una sutil melodía de teclado que finaliza la última pieza ... Una noche llena de nostalgia para el público tapatío.

Pentakill "Grasp of the Undying".

Pentakill "Grasp of the Undying".